BLACK FRIDAY descuento del 30% EN TODOS LOS TRABAJOS

Cómo hacer un TFG de educación primaria

Ha llegado el momento que estabas temiendo. Te encuentras frente al ordenador con la página en blanco, tus conocimientos, tu investigación y tú. ¡Hay que escribir el TFG de educación primaria! Seguro que le has dado mil vueltas pero no has llegado todavía al tema perfecto ni sabes a qué gente podría dirigirse. No te preocupes, hemos venido para ayudarte.

Siente pasión

El primer punto es algo básico. Habla de aquello por lo que sientas una absoluta pasión. Piensa que vas a trabajar en tu TFG durante varios meses. Y, no querrás sentirte obligado a hablar de un tema que no te gusta. Relájate y reflexiona sobre el tema principal. Te tiene que interesar.

Una vez conozcas el tema principal, acótalo lo más posible hasta llegar a un título muy preciso y concreto. Pues, no es lo mismo hablar de la temática “Lecturas en educación primaria” que de “Análisis de las actividades de lectura incluidas en los libros de texto y su comprensión lectora”. Cuanto menos general sea el resultado, mejor.

Después de saber exactamente de qué tratará tu TFG, acota también las edades o el curso para el que aplicarías la parte práctica del trabajo. Recuerda que la idea es aportar algo totalmente novedoso o una nueva perspectiva que se pueda aplicar de forma práctica. A partir de aquí, el siguiente paso es escribir el título. No tiene que ser pegadizo, ¡no es el título de una película! Debe ser claro y descriptivo dentro de su concisión.

Investigación, investigación e investigación.

Aún no lo sabes, pero vas a leer muchos libros en busca de nuevos datos para apoyar o rebatir tu hipótesis inicial, aunque debe estar escrito de tal manera que el tribunal pueda entender las conclusiones por sí mismo y juzgarlas. Durante la escritura del trabajo debes integrar la información que hayas recabado. ¡Ojo! Eso no significa que tengas que poner citas continuamente, sino que enlaces diferentes conocimientos hallados mediante la investigación y sepas mostrar y resumir conceptos.

Esta mezcla de contextos debería generar un conocimiento totalmente nuevo. Esto es, lo que más se va a valorar. Se tendrá en cuenta los conocimientos que has adquirido, sacando uno nuevo a la luz. Es posible que llegue un momento en el que, con tanto dato como has recabado, no tengas manera de decidir qué es importante y qué no, o cómo unirlo.

No te preocupes, puedes recibir ayuda externa. Esto no significa que hagas el acto de comprar un TFG de primaria, sino que recibas ayuda para recopilar la información y recibir un pequeño resumen. ¡A veces es tanta y en un tamaño tan amplio, que es imposible encontrar el foco!

A partir de aquí, ya sabes lo que tienes que hacer. Maquetarlo correctamente, diferenciando entre la introducción, la fundamentación teórica y el estudio que presenta el estudiante, junto a las conclusiones generales y la bibliografía. Tras recibir los consejos de tu tutor, solo queda una cosa, y, es, presentarlo ante el tribunal. ¡Ánimo! Seguro que te sale bien.

Si no tienes ideas Tfg o tienes cualquier duda, contacta con nosotros y deja tu TFG en buenas manos.